Sabemos que con las traducciones surgen dudas. Sabemos que cuesta confiar en alguien vía internet, sabemos lo valioso que es el documento que tiene que traducir. Hemos reunido las dudas y preguntas más comunes y quizás le ayude echarles un vistazo. Si no, ya sabe, estamos aqui.


“Sois de El Ejido, ¿por eso traducís ruso?”

La verdad es que no. Los traductores que trabajan aquí no son necesariamente de El Ejido ni de Almería. Y siempre son acreditados, así que, supongo, que la localidad a este punto deja de ser relevante. Eso sí, puesto que estamos en El Ejido, tenemos mucho trabajo de traducciones de/a ruso y quizás traduzcamos más ruso que cualquier otra agencia en España.


“¿Sois rusos?”

Desconocemos si es una ventaja o desventaja. Somos españoles los que estamos en la oficina. Nos puede conocer algo más en el blog. Entre los traductores hay rusos y españoles. Todos, unas personas fantásticas.


“No me gusta contratar intermediarios, mejor me busco un traductor.”

Si su trabajo es pequeño, o si conoce a un traductor de fiar, por qué no contactarlo. A nosotros tampoco nos gusta trabajar con intermediarios. Lo que nos gusta es que la empresa que contratemos responda siempre por el trabajo que hace, que haga su trabajo rápido y tal y como nosotros queremos, que sepa escuchar y que cumpla lo que promete. Sólo en este caso la palabra “empresa” deja de ser una simple palabra.


“Me da miedo enviar los documentos a alguien que no conozco.”

Para mayor tranquilidad, nos envía la copia por fax o email y el original se lo queda usted. Es legal, correcto y habitual.


“Eso de pagar por adelantado a alguien que no conozco…”

Tiene nuestros datos en la web y en el presupuesto que le enviemos. También puede pagar contra reembolso.


“He contratado ya otras traducciones de ruso en otros sitios. ¡Chapuza!”

Ya. El ruso es un idioma que se puede traducir a 1 céntimo por palabra, o casi gratis e incluso gratis. Cuidado con esto. Los traductores profesionales son personas muy solicitadas y con mucha formación. Son pocas.

  1. Nuestras traducciones las hacen tales traductores.
  2. Hacemos revisiones.
  3. Si algo no le gusta, trabajaremos con usted hasta que quede totalmente satisfecho.
  4. Nos puede pedir una muestra de traducción.
  5. Hasta ahora, tenemos la mayor cartilla de clientes felices.

“Algunas traducciones que he visto en otros sitios, no son malas, pero la traducción es como... como que se nota que es una traducción.”

Cierto. Y con ruso se nota bastante. Algunos clichés habituales en español, quedan bastante foráneos, aunque, a priori, bien traducidos al ruso. Nos estamparemos hasta encontrar los textos más apropiados que le gusten a sus socios en Rusia y que sean bien recibidos en España.


“Quiero traducir mi título. Yo mismo lo he traducido ya, sólo quiero que me ponga el sello de traductor jurado.”

Con todos nuestros respetos, no. No se trata de que su traducción sea buena o mala, no se trata de algo personal, no se trata de “querer cobrar más”, no es esto. Pero no. Un traductor jurado es como un notario: debe, ante la ley, hacerlo él mismo. Y punto. Así es mejor para usted: no tiene que traducir nada. Así es mejor para el traductor: asume la responsabilidad de su trabajo. Así es la ley.


“¿Y si hay errores en mi traducción?”

Los errores en traducciones existen. Cuidado con los que “nunca se equivocan”, porque incluso las más grandes compañías se han equivocado alguna vez. Las buenas empresas corrigen y aprenden de estos errores para que no vuelvan a ocurrir. Las buenas empresas lo asumen y lo solucionan a la mayor brevedad y con la mayor comodidad para usted. Así es como se debe hacer y así es como se hará.


“¿Traducís otros idiomas?”

Sí. Cada día. Para ver qué idiomas traducimos, por favor, haga clic aquí.


“¿Hacéis otras gestiones en Rusia?”

Nos dedicamos a la traducción en exclusiva. Por eso la respuesta es no. De todos modos, consúltenos y quizás le podamos aconsejar adónde dirigirse.


¿Más dudas? estamos aqui.